...

domingo, 28 de septiembre de 2008

Permítame no sentir empatía


Y la gente desarrolla y aplica sus mantras, eso está bien. Pero me sorprende lo difícil que les resulta hacer un pequeño razonamiento y darse cuenta de que ese mantra no es aplicable para todo el mundo y que ese mantra no le va a solucionar la vida a nadie más que a ellos.

Es normal que al final cada uno acabe remitiéndose a uno mismo, pero maldita sea, cada vez que se discute un tema, un problema, tienen que salir con su mierda de mantra y de barata filosofía de vida creyendo que salvará la vida del escéptico receptor, osea yo. Escéptica, no sé, tal vez decepcionada crónica o casi carente ya de empatía.

Fatuous people surround me.

1 comentario:

Nabil dijo...

Eres interesante,sigue escribiendo.
kiss