...

viernes, 15 de mayo de 2009

Odio esparcido en ponilandia

Hoy he generado una situación que brindó a mis compañeros de autobús la oportunidad de odiar fuertemente, de odiarme a mi!
Una vez que empecé a hablar no pude parar y solo jugaba con los límites de la empatía. Pudo tener que ver que aún estuviera bajo los efectos de las substancias ingeridas en la fiesta de ayer, pero no estoy del todo segura. Creo que me puse a echar mierda en todas direcciones (jajajajaja), empecé con la mierda estúpida del taller de Imagen y lo miserable que me resulta el hecho de que haya tanta participación, porque yo no quiero oír las ideas de los demás, creo que son todas pobres, aburridas y repetidas; y yo no quiero oír otros puntos de vista, son todos errantes, ni quiero oir las opiniones de los demás (wtf, me dan igual, enserio, no me interesan). No recuerdo sobre qué otra cosa volqué mi odio, pero sé que lo hice de una manera mucho mas espontánea, y por lo tanto terrible para el mundo de ponis felices y correctos en el que vivo. Deben pensar que soy una auténtica gilipollas. En parte fue liberador y en parte fue una auto-exposición al linchamiento de lo mas innecesaria, pero qué mas da, esa es la actitud cuando te aburres. Si no me odian ya es porque soy una actriz en potencia, o una bipolar esquizoide incurable. A veces siento que estoy mintiéndole a todo el mundo y que algún día pagaré por ello xD, siento que no mostrarme en mi estado real es una apática estrategia de auto-conservación. Que ridículo auto-conservarse cuando por otra parte te auto-destruyes; pero esto incluye a la gente, y la gente se escapa de tus manos.
A veces la lengua me quema con alguna observación de lo más válida, pero debo mantener la boca cerrada, quien coño sabe lo que puede pasar cuando no pare de hablar y salga todo de golpe? Ya he visto miradas que me dan una idea. Todos los ponis enloquecerían y acabarían condenándome al destierro o algo así. Putos ponis, puta ponilandia. No puedo divertirme si no puedo desarrollar mis capacidades en este medio. No hay retos, no hay discusiones, no hay polémica, no hay pasión, no hay nada. Todo es normal, sencillo y correcto, y no intentes ir mas allí, no intentes ampliar el registro, eso es querer molestar por molestar, es querer arrebatar a los ponis su felicidad y su estabilidad, monstruo foráneo!
Pero aver, que hay de tan malo en decir que hay cosas que son una mierda, es que no puede haber cosas que sean una mierda en ponilandia? Qué problema tiene la gente con reconocer la mierdosidad?

Supongo que esta explosión de arrogancia se debe a que sigo medio afectada por las consumiciones de ayer xD. Había un partido de futbol importante; y claro, no me gusta el fútbol ni me interesaba el resultado, pero me interesaba la fiesta, incluso habiendo perdido el equipo local llegué a casa de día xD.

Y eso, yo recomiendo que le demos a nuestro prójimo la oportunidad de odiar (en mi narcisista caso a uno mismo pero también se puede dirigir hacia otras cosas) y que se hagan una ligera idea de todo esto, con un poco de suerte más de alguno morirá de úlceras.

Pd: la actividad del taller de Imagen consistía en ir al comedor a la hora de comer, y mediante fotografías captar cosas interesantes o peculiares de la hora de comer (para empezar, el planteamiento ya era de lo mas mediocre). Para inspirarnos nos llevaron "de excursión" a las cocinas y demás instalaciones, y de vuelta en clase nos teníamos que reunir y ESCRIBIR EN LA PIZARRA QUE ERA LO QUE NOS HABÍA LLAMADO LA ATENCIÓN. No puede sonar más estúpido, verdad? Vale, esta era solo una parte del "proceso creativo", pero todo eso de la participación y de tener que oir las tonterías que dice la gente y sus observaciones infantiles y necias puede conmigo, tengo que ir a clase sin comer para no vomitar encima de todo el mundo.

No hay comentarios: