...

martes, 27 de octubre de 2009

give anger a chance

Pues aunque parezca primario me voy dando cuenta de que no está mal enfadarse. Quiero decir, que no es necesario sentirse culpable cuando uno siente enfado. Es que parece fácil de entender, pero para mí al menos me es difícil de aplicar. Hay que eliminar todo sentimiento de culpa y enfadarse todo lo necesario. A mí me funciona, dejo de reprimir el odio, me enfado, me enfado un rato, me irrito, entro en cólera y ... y se me pasa. Odiemos, amigos, está bien odiar! Está bien poner mala cara cuando no estás pasando un buen rato, está bien no disimular el enfado, está bien poner cara de asco cuando vas en el bus pensando en algo que te da asco, así como está bien reírte por la calle cuando te acuerdas de algo hilarante. La gente-compresa retiene el amargor hasta explotar o hasta mostrar evidencias de problemas bioenergéticos en su cuerpo. Total, qué? Estar enfadado no significa hacer el mal a nadie necesariamente. Es que antes iba por el pasillo de la uni totalmente quemada por una serie de tonterías que me habían pasado, y me estaba empezando a agobiar, entonces decidí enfadarme y de vuelta a casa, en el bus, pasé gradualmente de Atari Teenage Riot, a la parte soft de Alec Empire y terminé tranquilamente con el Facelift de Alice in Chains. Al llegar a casa me he puesto a trabajar apaciblemente. Give anger a chance!

No hay comentarios: