...

sábado, 3 de octubre de 2009

mars

El otro día limpié mi karma! Atendí a un alma en pena a la que siempre desprecié, eso es bueno, no? Ñe...

Hoy casi salgo volando junto al conducto de aire a presión en el taller de escultura y voy a comprarme cascos como los de Paul Gilbert.
Por la noche hemos ido a ver a unos electro-alemanes geniales. Buenísimos. Qué éxtasis. Sólo faltaron más químicos, lo demás estaba hecho...

Fabuloso.

No hay comentarios: