...

domingo, 15 de noviembre de 2009

La droga más vulgar del mundo

Hace poco me pasó que, por pura inercia, me volví romántica una temporada. Lo de la inercia es lo que más me disgusta del asunto, porque podría haberme ahorrado perfectamente la agonía sin sentido que acompaña a lo romántico. Bueno, puedo decir que aquello fue un experimento, quise probar la droga más vulgar del mundo y lo hice. Y visto desde ahora me parece que, en general, hay cosas mucho mejores que jugar a Romeo y Julieta. Cabrones aburridos, todos!

No hay comentarios: