...

martes, 8 de diciembre de 2009

De summer

Ayer llegué de Burgos escuchando voces en la ducha, gritos en el secador de pelo y vomitando la cena, por no hablar del mareo y dolor de cabeza que siguen a la ingesta de alcohol y otras substancias. Me duele la mandíbula, la cabeza, la espalda, los brazos, las piernas y todo lo que se me pueda ocurrir.
Quejidos primero, no lo puedo evitar. Lo demás estuvo totalmente formidable, por supuesto. Lo único que lamento de haberme ido de fiesta después del concierto es que si soy sincera apenas me acuerdo de cosas concretas de éste, aunque sé que llegué a primera fila dando y recibiendo empujones y patadas como mandril rabioso y que enloquecí. La fiesta estuvo muy formidable, y terminamos la noche en una rave de una okupa donde nos quedamos hasta al día siguiente.
Ayer veía insectos y sombras y me entró el bajón yonki post-fiesta y me puse a llorar antes de subirme al autobús. Las chicas se fueron a Madrid pero yo no aguantaba otro día mas de summer*. Y en parte pudo ser algo riesgoso para mi vida montarme en un coche cuya conductora iba de summer a tope xD.

En fin, hoy he tenido pensamientos extraños sobre noviazgos y compromisos y novios standards, señal evidente de mi trastorno.

*breve definición de ir de summer

No hay comentarios: