...

jueves, 21 de enero de 2010

LEAVE THE FURBY ALONE!


Odio cometer errores, lo odio! Pero sigo sin poder ponerle precio a los momentos divertidos. De alguna forma u otra, encabezan continuamente la lista de prioridades! He dejado de lado compromisos, responsabilidades y valores personales sólo por la efímera felicidad de lo divertido. ¡¡¡Soy una yonki de lo recreativo!!!

viernes, 15 de enero de 2010

Dilemas sociópatas I

Nunca quiere nada con nadie, nunca hace caso a nadie, rechaza todo, nada le interesa.
Todas las cosas y personas que ha rechazado y/o infravalorado empiezan a relacionarse entre sí, consiguiéndose mutuamente.
Entonces tiene ganas de tenerlo todo, quiere tenerlos a todos, relacionarse con todo y con todos. Envidia lo fácil que les resulta. Se siente lo suficientemente buena como para merecerlo, pero también lo suficientemente mala como para ser rechazada.

martes, 12 de enero de 2010

Ameba psicodélica eléctrica


Estoy empezando a aceptar que he estado sufriendo una especie de adicción a la parte más estúpida, improductiva y ordinaria de internet. Una dependencia, terrible como suena.
Y como cualquier dependencia, resulta degradante. Me degrada de manera devastadora. HORAS. Horas perdidas divagando en el ciber-espacio, dando rara vez con algo que merece la pena (digo rara vez en proporción al total de horas que invierto/pierdo navegando). Muchas veces ni si quiera navego, voy a la deriva de una red social miserable a otra. Y total para qué? Para reírme un poco con algunas fotos de una fiesta o para hablar de los trabajos con los de clase. No parece un buen negocio, y no quiero seguir invirtiendo mi tiempo en esa mierda. He estado haciendo pruebas de abstinencia, apagando el portátil de averno, y he escuchado música mientras leía y me distraía con todas esas cosas en las que no pienso cuando estoy frente a la pantalla. Empiezo a pensar en gente, sobre todo; y a prestar más atención a la música que escucho. Me acuerdo de gente que no veo hace mucho, pienso por qué ya casi no las veo, gente a la que veo todos los días, gente más y menos cercana etc. Pienso en lo que quiero hacer, en mis filosofías y teorías de vida arrebatadoras y alteradas, en mi problema con la constancia y la fuerza de voluntad… Y la verdad es que ya sé por qué he caído en esta dependencia: porque me evade de pensar en esas cosas, ya que requieren un esfuerzo, como determinar que algo es una mierda o no–* y en realidad son cosas en las que hay que pensar, creo que son necesarias para situarte un poco mejor en el universo e intentar pillar de qué rayos va todo. Volverse inerte es degradante, y reconozco que estoy algo obsesionada con la degradación, la vejez y el desaprovechamiento de vitalidad, de modo que la pérdida de tiempo me preocupa. Tengo una fijación con los treintañeros insatisfechos, son como cruzarse con un gato negro, sabes? Y no, yo quiero ser una ameba psicodélica que flota en el espacio soltando descargas eléctricas.

viernes, 1 de enero de 2010

Fin de los años cero

YOU CATCH MORE FLIES WITH HONEY THAN WITH VINEGAR.

REMEMBER.
HONEY BETTER THAN VINEGAR.