...

jueves, 25 de marzo de 2010

creativicidas

Ahora mismo no me interesa lo dramático. Ahora mismo lo dramático es algo personal que mantengo en privado, está en descanso mientras busco formas más originales de (auto)expresión.
También pienso que aquellos que desean manifestarse deben prescindir de lo dramático si quieren llamar la atención o diferenciarse ligeramente del resto de lamentos y gimoteos de jóvenes románticos. Lo dramático es un cliché, como lo romántico, lo lírico y lo poético, una total molestia para los que buscamos otros esquemas.

La gente escribe igual que en esos horribles ensayos que nos hacían analizar en lengua castellana del averno. Es como abrir un libro de texto y ahogarte en formalismos, recursos lingüísticos y demás horripilancias creativicidas.

No hay comentarios: