...

martes, 13 de abril de 2010

normalidad terrorista

    8                          8  8  8
8 eeeee eeeee eeee eeeee 88 88 88
8e 8 88 8 8 8 8 8 88 88 88
88 8 8 8e 8 8eee 8eee8e 88 88 88
e 88 8 8 88 8 88 88 8
8eee88 8eee8 88ee8 88ee 88 8 88 88 88



Muchos días me gustaría tener un globo gigante para meterme dentro y no tener que interactuar con nadie. A veces me saturo de normalidad y convencionalidad, realmente me trastorna. Me molesta ver tanta gente normal, se me embotan los sentidos. A veces no es tanto el tener que cumplir con mis obligaciones como el tener que ver gente lo que realmente me desquicia. Y como la mayoría de mis trastornos sociópatas, no puedo evitarlo. Me gustaría darme de baja socialmente y estar libre de tener que saludar o conversar con nadie. Hay días en los que puedo hacer el performance de parecer que estoy ahí, pero otros días me gustaría a)destruírlo todo con poderes mentales y hacer explotar cabezas b)salir corriendo.

Cómo lo odio. Y no es por crear un mal rollo gratuito o porque yo me sienta llena de maldad y rencor, no! Es que la normalidad realmente me hace daño, me degrada.

Ohdiosmioodiolavidanadiemeentiende.

_______            
\ ___ `'.
' |--.\ \ ,.--.
| | \ ' // \
| | | '\\ /
| | | | `'--'
| | ' .' ,.--.
| |___.' /' // \
/_______.'/ \\ /
\_______|/ `'--'

1 comentario:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Ya, te entiendo, yo estoy aprendiendo a ser humilde, es mas descansado.