...

miércoles, 5 de mayo de 2010

ñerf

Maldita sea, cada vez le encuentro más sentido a la vida de punk rocker de carretera. Antes solía pensar que era una vida estúpida y aburrida, en plan, que rollo solo funcionar en torno a la música y los conciertos y blabla, y que poco intelectual y original. A la mierda, es mucho mejor que todo lo demás. Al final, vas como pasando las cosas por un colador, y definitivamente ganas mucho mas viviendo en un mundo ambulante medio desconectado de la realidad como ese. Al final, por mucho que busques lo alternativo en el sistema siempre acabas en un puto escritorio trabajando con fechas de entrega, teniendo que inventarte chorradas y lidiando con gente atontada y pretenciosa y ni siquiera tienes una fuente de super energía espiritual como la música, joder.

2 comentarios:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Yo fui punki una temporada, me lo pasaba bomba, pero a veces llevaba unos pelos que me daba vergüenza salir de casa, te mandaré una foto que tengo de cuando todavía era discreta. Me pasaba las noches en una disco fabulosa que había en Zabalburu que se llamaba Yoko Lenon's.

Ahora solo me interesa mi paz interior y el conocimiento.

Jav Craig dijo...

Ya, pero me refiero más a la música. Ser costra solo me parecía interesante a los 15 años xD