...

sábado, 25 de septiembre de 2010

Kinder garden

Hacer polémica en este lugar es tan fácil que me aburre. En algunos temas la gente es tan impresionable y escandalizable. Al principio tenía gracia pero, definitivamente, ya no. Si ellos quieren seguir viviendo sus vidas como niños pequeños sin responsabilidades, riesgos o sentido de la experimentación, creyendose todo lo que los medios les advierten es su problema, yo no quiero eso. No entiendo como pueden asumir que ciertas cosas son malas solo porque lo dicen "los buenos" en la tele y en las revistas de adolescentes. Siempre igual, siempre con miedo a perder el control sobre sus vidas, temerosos de las drogas, de la opinión pública, de la pérdida de "dignidad", solo les falta temer a la biblia ya que están! El auto-control no está en la auto-castración o en la auto-privación. Tener el control no significa prohibirte la experimentación, de hecho, yo diría que todo lo contrario, no puedes controlar nada si no tienes nada que controlar, tienes que poner esa capacidad en práctica. Cero confianza en su propia fuerza, total confianza en que cualquier otra fuerza les eclipsará. Como niños pequeños, siempre. No pueden elegir, no pueden controlar, no pueden oponer resistencia. La sociedad completamente infantilizada, hablan de la importancia de la paz y de la libertad, pero van todos de la mano, van todos gateando y solo unos pocos se atreven o se plantean soltarse y caminar. Que no me cuenten cuentos sobre la libertad si ni siquiera han empezado por ellos mismos.