...

martes, 19 de octubre de 2010

Why aren't you laughing?


¡Señoras y señores! ¡Ya han leído acerca de ello en los diarios! Estremézcanse ahora, al ver ante sus propios ojos, el error más trágico y extraño de la naturaleza. Ante ustedes… ¡El hombre común!
Para compensar su falta de valía física, tiene un sistema de valores deforme. Observen la asquerosa soberbia de su sentido de la importancia de la humanidad, su desfigurada conciencia social y su optimismo envanecido. No es para todos los públicos, ¿no les parece? Lo más asqueroso de todo son sus inútiles y frágiles nociones de orden y cordura. Si se les coloca demasiada carga sobre la espalda… se quiebran.
¿Que cómo viven, se preguntan? ¿Cómo sobrevive un espécimen tan patético y pobre en este duro e irracional mundo? La triste respuesta es que 'con dificultades'. Enfrentando al ineludible hecho de que la existencia humana es una locura sin sentido ni dirección, ¡uno de cada ocho se quiebra para perderse en la demencia más absoluta! ¿Cómo culparles? En un mundo tan loco como éste… actuar de otra forma sería de locos!

No hay comentarios: