...

domingo, 27 de febrero de 2011

máximas absurdas

No me importa lo que la gente piense de mi

No me lo creo, y personalmente no intento creérmelo. Puede que algunas cosas te afecten más o menos, pero veo bastante improbable llegar a un punto en el que realmente no te importe en absoluto lo que piensen. Tiene que incumbirte de alguna manera, es el feedback energético que generas con tu existencia. En todo caso, aún pudiendo conseguirlo, no estoy segura de que lo quisiera; me parece otro lamentable truco para huír del conflicto y de la consciencia. Ésta postura no tiene durabilidad, es simplista y está basada en el miedo y la comodidad. Prefiero aceptar que con todas nuestras acciones, y con el mero aspecto, generamos constantemente impresiones y opiniones. Por qué no cambiar el eslogan a "No me afecta lo que la gente piense de mi"? Simplemente para hacerlo más realista. El mero hecho de fijarse este tipo de máximas demuestra que ha habido una necesidad de reforzamiento frente a la amenaza de la opinión pública; si realmente la cuestión no importara no tendría que escuchar este mantra falso continuamente.

Resumiendo, que si queréis que no os importe lo que piensan de vosotros es porque no tenéis cojones para lidiar con ello.

2 comentarios:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Si tu lo dices...

chata dijo...

tienes razon, con respeto estan tus creencias, mis mejores deseos para ti en todo lo que emprendas.