...

jueves, 10 de marzo de 2011

dilemas sociópatas

Es tan hipócrita que me da lástima vergüenza ajena. Ente a eliminar ignorar.
Y eso que no soy de las que suele adoptar ese discurso teenager de "oh, dios, todo el mundo es tan falso y yo tan auténtica!". Me da igual como sea de sincera la gente, y no tengo valores específicos para mi misma. Lo que me molesta es que realmente crean que uno va a tragarse ciertas cosas. Además, se puede ser hipócrita con algo más de clase, con algo más de originalidad, no tan lamentablemente.

Pd: Yo miento, sobre todo cuando bebo.

1 comentario:

Carlos A. Páez dijo...

Hay que relajarse, finalmente cada persona tiene su forma de ser, (chocante eso si), pero pues a mi paracer todos tenemos formas de ser, la cosa es no poner cuidado a lo que no queremos.