...

viernes, 21 de octubre de 2011

El guión

Al reducirse nuestra fe en las ideologías tradicionales, nos dirigimos hacia la fuente en la que todavía creemos: el arte de contar historias.

El mundo consume hoy, películas, novelas, obras de teatro y televisión en tal cantidad y con un apetito tan desmedido, que las artes narrativas se han convertido en la principal fuente de inspiración de la humanidad en su búsqueda del orden en el caos y de la coherencia interna de la vida. Nuestro deseo de historias refleja la profunda necesidad humana por comprender la pauta de la vida, no solamente como ejercicio intelectual, sino dentro de una experiencia muy personal y emotiva. En palabras del dramaturgo Jean Anouilh, "La ficción da forma a la vida".

Algunas personas consideran que ese apetito de historias es un mero entretenimiento, una forma de huir de la vida en lugar de explorarla. Pero después de todo, ¿qué es el entretenimiento? Entretenerse es sumergirse en la ceremonia de la narración con el objetivo de alcanzar un final intelectual y emocionalmente satisfactorio. Para el público de una película, el entretenimiento es el ritual de sentarse en la oscuridad, concentrarse en una pantalla para experimentar el significado del guión y, con esa nueva percepción, sentir el ascenso de emociones intensas, e incluso a veces dolorosas, y al profundizar en su significado, dejarse llevar hasta la satisfacción última de dichas emociones.

(…) Ocultarse detrás de la creencia de que el público al entrar quiere simplemente olvidarse de sus problemas y escapar de la realidad es un abandono cobarde de la responsabilidad que tienen los artistas. Las historias no son una huida de la realidad sino un vehículo que nos transporta en nuestra búsquerda de la realidad, nuestro mejor aliado para dar sentido a la anarquía de la existencia.

(…) El arte de la narración está en decadencia (…) La narrativa mala y falsa se ve obligada a sustituir la sustancia con espectáculo, la verdad con trucos (…) Ninguna cultura puede evolucionar sin una narrativa sincera e intensa.

EL GUIÓN, Robert McKee


3 comentarios:

Almudena Vega dijo...

bien!

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Lo que mola es twitear rápido y conciso.

Rafael Galeano dijo...

La mayoría de las personas no consume por evasión sino 'por que hay que hacerlo'. A veces no sé si esas personas son ignorantes o pasotas. Tal vez sólo estén confundidas y hartas de "tanta historia"...