...

sábado, 31 de diciembre de 2011

Y así, con mucho estilo, se pone fin a una situación agónica como esta.

Hago cosas para generar un desenlace inducido abrupto y complejo. Creo situaciones. Pero tampoco sé muy bien el sentido que tienen. xD

viernes, 30 de diciembre de 2011

to where i once belonged

Estoy de vuelta en casa. Estoy agotada, hecha mierda, el doble de cansada por mi aerofobia. Me había quedado dormida en el sofá después de cenar, pero al despertar y tener que irme a la cama me ha entrado, como no, un ataque de ansiedad existencial, nostalgia universal y depresión trascendental. Siempre me trastornan estos viajes familiares en la otra punta del mundo por tantas semanas. Ahora vuelvo a casa con un panorama cuanto menos envidiable: montones de trabajo pendiente y situaciones irresueltas. Estoy viendo una película con Edward Norton, siempre me tranquiliza ver gente guapa. Y al menos tengo hambre, cuando se te cierra el estómago es algo irreversible. Aunque el colon me está torturando bastante.

lunes, 26 de diciembre de 2011



TUMBLEWEEDS.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

La Distinción

Es por eso que el sentido común dice: "Sobre gustos no hay nada escrito", lo que es una forma de eludir el problema, de decir: "De eso no se habla".
PIERRE BOURDIEU - La Distinción (entrevista)

OM SHREEM HREEM SARASWATYAI NAMAHA

They seem like they want to play
but they don't seem to know
what's the point of their game.

Should we let them play?
Would it make us any good?
Should we steal their cake?
Should we boycott them fools?

lunes, 19 de diciembre de 2011

"The big reason why folks leave a small town," Rant used to say, "is so they can moon over the idea of going back. And the reason they stay put is so they can moon about getting out."

Rant meant that no one is happy, anywhere.


CHUCK PALAHNIUK – Rant

domingo, 18 de diciembre de 2011

Hace poco estaba leyendo este libro sobre el guión, que decía que no es que los guiones de Hollywood fueran especialmente malos, sino que, debido a su producción acelerada, éstos no siempre estaban suficientemente trabajados antes de hacerse película. Tal vez por eso haya tantas películas basadas en novelas que resultan particularmente buenas, porque, independientemente de lo bien hecha que una película pueda estar, la coherencia y el enganche de la historia ya han sido trabajadas antes.

Me ha dado por pensar en esto al recordar varias películas basadas en libros que me han parecido particularmente buenas y creo que, de alguna forma, se intuía que que detrás del film había mas substancia por explorar, más información sobre ese mundo ficticio, y por lo tanto la lectura del libro se me hacía obligatoria-por no decir irresistible. Trainspotting, por ejemplo, es una película que adoro de principio a fin, también porque soy devota de Danny Boyle, pero los libros, por otra parte, son una delicia narrativa que no me canso de releer, también porque soy devota de Irvine Welsh. Creo que, en este caso, el hecho de que no pueda elegir es un síntoma de que se trata de una genial historia de un genial escritor, adaptada al cine por un genial director.

Eh?

Poco más de tres semanas fuera de mi rutina han sido suficientes para desequilibrarme, lo cual me hace ver que soy un ser de lo más mediocre. En el libro de Castaneda, Don Juan dice que hay que dejar de centrarse demasiado en uno mismo y fijarse más en las maravillas de nuestro alrededor, pero qué coño hay rodeándome que sea maravilloso? Eh?

Me emparanoia la oscuridad. Medito. Hago abdominales y flexiones. No me centro en las cosas de clase, no tengo ideas ni ganas. Doy algunas patadas en el aire. Veo videos en youtube. Estoy algo obtusa. Toco la guitarra y me disfrazo. Son cosas que hago últimamente.

Haiku anímico II

Me provocaría un vómito psíquico, si pudiera.

Haiku anímico

Hoy bebería hasta la inconsciencia.

sábado, 17 de diciembre de 2011

The basic premise in all my work has always been, if I think about something and it seems to make sense, to project it into the public arena of popular culture. To see whether it survives or not in its own right, to see what happens and what is confirmed and denied and what creates interesting interactions and confrontations. To use popular culture as the alchemical jar to see what happens. Why I have to do that, I don't know. It's just been a drive for so long.
(…) We found that people began coming to the gigs dressing like us. They'd come in army surplus and caps and put TG patches on. We triggered something and observed it and then encouraged it. We thought, "Let's see what happens when it's not the Bay City Rollers or the New Kids on the Block." Here we are playing with this dark shadow side, but it's the same pop phenomena, with people wanting to feel that they belong and state their allegiance in terms of popular culture and ideas by how they look. Let's not be afraid of that and let's not be aloof from it, let's explore it and push it even more.
GENESIS P ORRIDGE (rest of the interview here)

viernes, 16 de diciembre de 2011

Will you be forever addicted to self-restriction?
TOPY Greybook



jueves, 15 de diciembre de 2011

La construcción de situaciones comienza más allá del hundimiento moderno de la noción del espectáculo. Es fácil ver hasta qué punto está unido a la alienación del viejo mundo el principio del espectáculo: la no intervención. Se ve, a la inversa, cómo las búsquedas revolucionarias mas válidas han intentado romper la identificación psicológica del espectador con el héroe, para arrastrar al espectador a la actividad … La situación se hace así para ser vivida por sus constructores. El papel del "público", que si no es pasivo es al menos el de figurante, debe disminuir siempre, mientras que aumentará la parte de los que no pueden ser llamados actores sino, en un sentido nuevo del término, "vividores".

No prolongaremos las civilizaciones mecánicas y la arquitectura fría que tienen como fin de etapa el aburrido ocio.

GILLES IVAIN – Formulario para un nuevo urbanismo

martes, 13 de diciembre de 2011

Los miembros de las clases de los druidas y los poetas utilizaban tres métodos adivinatorios, que se han conservado parcialmente. Dos de ellos fueron prohibidos por San Patricio porque invocaban a dioses paganos. Aunque existen muy pocos ejemplos de estos métodos, se pueden clasificar en tres: imbas forosna, teinm laida y dichetal di chennaib.
El primero quiere decir "inspiración de los maestros", consistía en que el druida o poeta comía la carne de ciertos animales y después de unas invocaciones rituales caía en un sueño durante el que recibía el augurio buscado; se practicaba en una habitación a oscuras, con las palmas de las mano sobre los ojos, cruzadas delante de la cabeza.
El teinm laida o "desmenuzar el poema" se practicaba metiendo el pulgar en la boca; con este gesto, el poeta ya sabía, por intuición, lo que había que saber. Estaba precedido de invocaciones rituales con una técnica que consistía en conjugar o analizar poéticamente una situación determinada hasta que se intuía una respuesta.
El dichetal di chennaib o "composición en la punta de los dedos" era un método casi desconocido, del que apenas se conserva algo más que el nombre. Algunos hablan de que se trataría de la capacidad del poeta de tocar con su vara a alguien, o de recoger un objeto y, después de una invocación ritual, descubrir la historia de esa persona o de ese objeto, pero esta descripción es muy vaga y probablemente desacertada.

MARIANA ENRIQUEZ - Mitología Celta: Druidas, videntes y poetas

Dilemas aéreos

Fue estúpido y tremendamente ridículo, y por lo tanto digno de contar.

Sufro una terrible fobia a volar que ha ido creciendo con los años, se podría decir que se trata de una fobia degenerativa. Era un vuelo relativamente corto, viajaba de Santiago de Chile a Buenos Aires, Argentina, a visitar a mi querida amiga Nessy. Era la segunda vez que volaba sola, y me encontraba más vieja y neurótica (y menos tímida, por desgracia) que la última vez, de forma que no tenía a nadie a quien morder o ahogar con la almohada para tranquilizarme. Antes se me retorcía el estómago, pero ahora se me encoge el pecho, hiper-ventilo y me mareo y sufro ataques de pánico. De camino a B. A, me levanté en mitad de las turbulencias y fui corriendo donde las azafatas a pedirles que me dejaran sentarme con ellas y a preguntarles cosas estúpidas como "¡¿Por qué se mueve tanto?" con mi cara verde de expresión desquiciada.
Temía que la vuelta fuera igual o peor, y temía bien. Embarcamos y yo ya era una tableta de angustia, la tensión era tan tangible que podía untarla en pan. Entonces avisaron que saldríamos media hora más tarde por sobrevuelo. Estaba tan angustiada que me puse las gafas de sol y empecé a llorar como una toxicómana idiota, pero entonces, como un ángel de la guarda apareció la encarnación de Mr. Darcy en azafato, un hombre alto y apuesto con una voz varonil que despertó en mi una bizarra fragilidad femenina. Pasó por mi lado y me entregó un vaso de agua con unas servilletas con el logo de LAN Chile. Al principio pensé que se había equivocado de asiento, porque juraba que mis sollozos psicóticos le habían pasado inadvertidos cuando había pasado repartiendo audífonos. Las servilletas me vinieron bien, todo hay que decirlo, pero después de despegar el condenado avión se movía y yo enloquecía y me retorcía en mi asiento. Volví donde los azafatos, un chico una chica, y les pedí una infusión confesándoles al mismo tiempo mi gran patología y reconociendo mi deplorable situación. Ellos consideraron que me haría mejor un vino tinto.

-¿Cuántos años tienes?
-Veeintii.. uno.

Empezaron a preguntarme cosas y a conversar conmigo dandome datitos tranquilizadores como que esas turbulencias no eran nada, o que los pilotos buscaban las mejores zonas, que no había nadie mejor que los pilotos chilenos o argentinos para cruzar la cordillera, que era solo un poco de viento etc., cuando de pronto apareció Mr. Darcy con el carrito de la merienda y se unió a la conversación. Había vivido en Barcelona y había pasado por Bilbao, y yo tuve que hablar de lo que estudiaba y esas cosas y, cuando tuvo que irse con el carrito, insistió en que lo llamara si necesitaba cualquier cosa. Más tranquila, volví a mi asiento y me dediqué a beber. La señora de al lado, que antes había intentado tranquilizarme con un caramelo, me ofreció conversación para el resto del viaje, realmente le estoy eternamente agradecida. El vino empezaba a hacer efecto y mi tez recobraba cierto color. Darcy volvió a pasar y me preguntó si estaba mejor.

-Si, gracias (con ésta cara).

Y me tocó el hombro, cual maestro reiki sanador. Entonces mi expresión cambió (a ésta).
Más tarde, cuando pasaron los otros azafatos repartiendo alimentos que mi cerrado estómago no podía ni mirar, pedí vino nuevamente, aunque algo temerosa de que se mostraran reticentes a emborrachar a una joven dama. Sin embargo, para mi alivio, el azafato añadió:

-Si necesita más, nos avisa, aquí está el botón.

WIN.

Seguí conversando con la señora, y cuando tuve que ir al baño vi a Darcy leyendo el periódico, qué estampa más llena de amor.

Por fin empezamos el descenso. Aterrizamos. Me despedí de la señora y de su acompañante y les agradecí la conversación. Bajé mi maleta (-Te ayudo? -No. (qué se creen, que no puedo?)). Me dirigí a la salida. Ahí estaba, despidiendo a los pasajeros. Levanté levemente la cabeza para despedirme y darle las gracias con una cara similar a la primera y me preparaba para salir de escena cuando la endemoniada maleta se me enganchó en una esquina.

Lo último que vi de Darcy fue él desatascando mi maleta.

lunes, 5 de diciembre de 2011

– (…) Así y todo eres una persona seria, pero tu seriedad está ligada a lo que tú haces, no a lo que pasa fuera de ti. Te ocupas demasiado de ti mismo. Ese es el problema. Y eso produce una tremenda fatiga.
–¿Pero qué otra cosa puede uno hacer, don Juan?
–Busca y ve las maravillas que te rodean. Te cansarás de mirarte a ti mismo, y el cansancio te hará sordo y ciego a todo lo demás.
–Dice usted bien, don Juan, pero ¿como puedo cambiar?
–Piensa en la maravilla de que Mescalito jugara contigo. No pienses en otra cosa; lo demás te llegará por su propia cuenta.

CARLOS CASTANEDA – Las enseñanzas de don Juan

Ashtray heart


You used me like an ashtray heart
Case of the punks
Right from the start
I feel like a glass shrimp in a pink panty
With a saccharine chaperone
Make invalids out of supermen
Call in a "shrink"
And pick you up in a girdle
You used me like an ashtray heart
Right from the start
Case of the punks
Another day, another way
Somebody's had too much to think
Open up another case of the punks
Each pillow is touted like a rock
The mother / father figure
Somebody's had too much to think
Send your mother home your navel
Case of the punks
New hearts to the dining rooms
Violet heart cake
Dissolve in new cards, boards, throats, underwear
Ashtray heart
You picked me out, brushed me off
Crushed me while I was burning out
Then you picked me out
Like an ashtray heart
Hid behind the curtain
Waited for me to go out
A man on a porcupine fence
Used me for an ashtray heart
Hit me where the lover hangs out
Stood behind the curtain
While they crushed me out
You used me for an ashtray heart
You looked in the window when I went out
You used me like an ashtray heart.