...

viernes, 30 de diciembre de 2011

to where i once belonged

Estoy de vuelta en casa. Estoy agotada, hecha mierda, el doble de cansada por mi aerofobia. Me había quedado dormida en el sofá después de cenar, pero al despertar y tener que irme a la cama me ha entrado, como no, un ataque de ansiedad existencial, nostalgia universal y depresión trascendental. Siempre me trastornan estos viajes familiares en la otra punta del mundo por tantas semanas. Ahora vuelvo a casa con un panorama cuanto menos envidiable: montones de trabajo pendiente y situaciones irresueltas. Estoy viendo una película con Edward Norton, siempre me tranquiliza ver gente guapa. Y al menos tengo hambre, cuando se te cierra el estómago es algo irreversible. Aunque el colon me está torturando bastante.

No hay comentarios: