...

miércoles, 14 de marzo de 2012

Crisis vocacional nº 123908791283746

Por fin he llegado a una conclusión que me satisface: la culpa es de mis padres. Si, ellos tienen la culpa por no haberme advertido, por no haber intentado desanimarme con un "Esa carrera es para tontos!", que es lo que le dijeron a mi padre cuando entró en biología. Si se hubieran opuesto en lo más mínimo tal vez me habría parado a pensarlo. Pero no, los muy viles me apoyaron desde el principio, dándome a entender que incluso parecía una buena idea…! No tienen corazón. ¡Qué suerte han tenido todas esas ovejillas que dicen "Yo siempre quise estudiar Bellas Artes, pero mis padres no me dejaron", qué suerte han tenido! Y en su ignorancia se creen desdichados… no saben lo que es eso realmente!

Una vez más, creo que me habría ido mejor con más prohibiciones.

No hay comentarios: