...

sábado, 16 de febrero de 2013

Soy hackeable porque yo me he propuesto hackearme a mi misma varias veces, y aunque no lo he conseguido en ciertos aspectos, si que he adquirido una cierta disposición al formateo. Soy como un macintosh arrancando en parallels, en cualquier momento sin darme cuenta hago "bing!" y cambio de S.O y, aunque soy consciente de que esto puede parecer una cualidad deseable, no lo es cuando no es deseada. A veces uno es feliz con ciertas convenciones, o cree que lo sería (para el caso, qué mas da?), pero cuando todo puede dejar de significar lo mismo que antes en cualquier momento sufres una crisis de valores y existencial y te dan ganas de dos cosas: EMEdicarte o meditar.

jueves, 7 de febrero de 2013

La teoría de las pasiones

Cuando el hombre del siglo XVIII expone o practica la teoría de las pasiones no busca tanto la universalidad como la prueba del poder sin límites de la música. J. Mattheson será muy preciso a este respecto: "Es perfectamente posible representar con simples instrumentos la grandeza del alma. el amor, los celos, etc. Se pueden expresar todas las inclinaciones del corazón por medio de simples acordes y su encadenamiento sin palabras, de suerte que el oyente descubra y comprenda la progresión, el sentido, el pensamiento del discurso musical, como si de un discurso verbal se tratara" (Die neueste Untersunchung de Singspiele).
MARIE-CLAIRE BELTRANDO-PATIER 

Arte Barroco y Arte Clásico


En esta fecha se inician grandes transformaciones, que ya se gestaban desde hacía veinticinco años, y toman cuerpo muchas ideas revolucionarias. Estas ideas suelen agruparse bajo la etiqueta de "reforma melodramática" y designan el advenimiento de un nuevo lenguaje de nuevas formas y de un nuevo ideal musical. La reforma melodramática imprime un giro brusco a la música y desemboca en un estilo que afirma a cada instante: la música es teatro. Este estilo se inscribe en la estética barroca (1600-1750), universo de cambio, del movimiento y de la representación. El barroco, arte de la ilusión, representa el mundo no en su realidad objetiva, sino como "cosa percibida" (H. Wölfflin, 'Principcios fundamentales de la historia del arte, 1915) En este sentido, toda obra barroca es "representativa" y dramática.El arte clásico (1750-1800), que sigue al barroco, está animado –por oposición al anterior– por una voluntad de claridad y unidad. A estos dos elementos de equilibrio añade una intensa necesidad de expresión y sensibilidad. Efusión dentro de la simplicidad será su nota definitoria esencial, y la música instrumental para solista, su terreno de manifestación privilegiado.

 Historia  de la música (El Renacimiento II, Arte Barroco y Arte Clásico) espasa siglo xxi

sábado, 2 de febrero de 2013

Odio a la gente que (si, aun no logro cambiar el formato de mi blog), en una de las mil maneras que hay de compadecerse de uno mismo, llena su puto blog de introspecciones blandas que no ayudan a nadie. Pero bueno, que más da, es mi blog.

En vez de escribir las metáforas que ilustran mi autocompasión usaré unos diagramas que solo yo entienda para que ninguna persona parecida a mi me odie.