...

martes, 5 de marzo de 2013

Hoy he descubierto algo que ya no sé si es bueno o malo.

A pesar de mis constantes luchas y despotricamientos contra el romanticismo, hoy me he dado cuenta de que no puedo escapar a él ni a la hora de abordar mi carrera ni en mi vida sentimental. Soy una puta vanguardista romántica de mierda (solloza en el suelo y se auto-injuria). ¿Qué (entre tantas otras cosas) ha fallado? ¿Qué? Pues me siento demasiado vieja y perezosa para intentar cambiar nada. Beh.

No hay comentarios: