...

lunes, 25 de enero de 2016

Odio: estudios de campo I

La gente es flipante. No deja de maravillarme y horrorizarme. Actúan como de manual de comportamiento simioide. Creo que podría llegar a entrenarlos mediante condicionamiento. La conclusión a la que me han hecho llegar hoy es que para mantener a la sociedad unida los villanos son tan o más importantes que los héroes. Bueno, en realidad leí algo parecido el otro día.

En un principio, el etnocentrismo se refiere a la tendencia de centrarse en el grupo propio como el "correcto". El antropólogo W.G Summer primero acuñó este término en 1906 y lo definió como "una diferenciación que surge entre nosotros mismos, el grupo-nosotros, o in-group, y todos los demás, o el others-group, out-groups." Los integrantes en un grupo-nosotros están en una relación de paz, orden, ley, gobierno y diligencia los unos con los otros… El etnocentrismo es el nombre ténico para esta visión de las cosas en la que el grupo propio es el centro de todo, y todos los demás están escalados y evaluados en referencia a él… Cada grupo nutre su propio orgullo y vanidad, se jacta de superior, exalta sus propias divinidades, y mira con desdén a los foráneos.

JAMES E. WALLER, Our Ancestral Shadow: Hate and Human Nature in Evolutionary Psychology



Cuando, por falta de manejo de ciertas habilidades sociales para formar vínculos/retraso social, mental o emocional/ síndrome de asperger/ timidez/ hidrocefalia/ or whatever! (ya no se me ocurren más cosas!) el grupo no logra cuajar ni mantener una conversación estándar con una regularidad estándar, la figura del antihéroe es clave para aglutinar a la masa descerebrada. ¿Que no hay nada bueno o lo suficientemente bueno como para unirlos? Entonces algo malo de lo que separarse les unirá, porque nadie (ningún ser mediocre) nunca podría identificarse con lo malo. Frente a la dicotomía del bien y el mal los seres mediocres no tienen que pensar demasiado para escoger un bando, y como resultado ya están en un bando, ya se han consagrado como grupo, voilà! Para ellos el antihéroe sera un simple villano, pero él sabe que lo que ha hecho es un acto heróico digno de Jesucristo: sacrificarse a sí mismo para salvar a su prójimo. El antihéroe se desprende del grupo mediante acciones reprochables o demasiado honestas para que los laxos integrantes reaccionen y consoliden el grupo (y también porque el anti-héroe pasa de todo y piensa que son una panda de retraídos aburridos).

Hm?